Alergia primaveral

Alergia primaveral

Nos encanta la primavera, brisas frescas en la cara, temperaturas equilibradas, sol, verde, arco iris, agua, flores... hay tantas razones para amar la primavera que no acabaríamos. Pero para unos cuantos, la primavera no es tan querida ni tan esperada y hay una razón muy importante para odiarla. La alergia primaveral.
No os preocupéis porque en esta entrada os daremos, a parte de información útil acerca de la alergia, unos tips muy interesantes para poder disfrutar la primavera como merecéis, tomad nota. 
¿Por qué en primavera?
Con la llegada de esta estación tan querida, hay mucho polen, consecuencia de encontrar prados con flores. El polen es la partícula que proyectan las plantas con flor masculinas para fecundar a las femeninas. Una sola flor, produce miles de granos de polen invisibles al ojo humano. 
Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Crónica (SEAIC), la alergia afecta a 8 millones de personas. La contaminación en los núcleos urbanos provoca que las personas sufran más alergia que en los espacios rurales. Y es que sabemos de sobra que la alergia es la causante de que tengamos los ojos llorosos, estornudos cada dos por tres, picores en la garganta, pero, ¿Sabemos cuál es el proceso fisiológico por el que pasamos para desarrollar estos síntomas?
La alergia es una respuesta defensiva de algunas personas exagerada de nuestro sistema inmune ante unas sustancias concretas. En la normalidad, la interacción con estos agentes que se encuentran en el aire, no deberían causar ninguna reacción, por lo que diremos que la alergia no está en el elemento que lo provoca, sino que está en el individuo que la padece. 
Los síntomas que nos encontraremos serán conjuntivitis, picor en la nariz, en la garganta, congestión nasal, estornudos, dificultad para respirar, tos. 
Nuestros aliados.
La lluvia. Con el agua la atmósfera se limpia de agentes alérgenos. Aunque según como se mire, porque la lluvia también favorece la proliferación y el crecimiento floral. 
La vacuna contra la alergia. La inmunoterapia tratada por médicos especialistas es un tratamiento que puede durar hasta 5 años y resulta en muchos casos tan útil que puede incluso hacer que desaparezca. 
Antihistamínicos. Medicamentos prescritos por especialistas de venta en farmacias, que bloquean la acción de la histamina y con ello aliviamos la reacción alérgica y mitigamos la sintomatología.
Sprays nasales descongestionantes. 
Productos naturales. Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Tienen una doble función, regulando el tránsito intestinal y refuerza el sistema inmune, favoreciendo la lucha contra las patologías autoinmunes.
Evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.
Los estudios apuntan que los beneficios se centran en una mejora de la salud intestinal y de la función inmunitaria. 
USOS Y PROPIEDADES.
Disminuye los efectos secundarios de la toma de antibióticos
Repobla la flora bacteriana beneficiosa.
Favorece una correcta digestión.
Estimula la inmunidad en procesos de alergias, rinitis, dermatitis, infecciones bacterianas y patologías auto-inmunes.
Favorece la reducción del colesterol.
Mejora la absorción de minerales como el Hierro y el Calcio.
Recomendaciones:
Mantén las ventanas y puertas de tu casa y tu coche cerradas.
Las mayores horas de polinización son entre las 5 y las 10 de la mañana y entre las 7 y las 10 de la noche.
Si hay mucho viento habrá más polen en el aire.
El secado de la ropa evita que sea al aire libre porque la ropa se puede impregnar de polen.
Usa gafas de sol para evitar que entre en los ojos agentes irritantes.
No te acuestes ni te sientes en el césped. Si tienes jardín, no lo cortes.
¿Quieres saber cuáles son los niveles de polen en el ambiente de tu ciudad? Consulta en www.polenes.com

Comentarios

    Deja tu comentario