Cattier - Arcilla verde lista para su uso 400 ml. Ver más grande

Cattier - Arcilla verde lista para su uso 400 ml.

Absorben y regulan el exceso de grasa y eliminan toxinas e impurezas, por lo que estas arcillas están especialmente indicadas para pieles mixtas y grasas. 

Revitalizan la piel y estimulan la renovación celular, por lo que también son adecuadas para las pieles fatigadas y envejecidas.

Más detalles

Al comprar este producto puede obtener hasta 1 punto. Tu carrito contiene 1 punto que se convertirán en 0,10 €.


8,55 € impuestos inc.

Más

La arcilla verde es una arcilla joven, en la que el estadio evolutivo del mineral está menos avanzado que en otras arcillas, siendo la más activa.

Las arcillas verdes preparadas para su uso Cattier, mezclan montmorillonita con una porción de caolín, obteniéndose una mezcla fácil de aplicar y que proporciona resultados óptimos.

Absorben y regulan el exceso de grasa y eliminan toxinas e impurezas, por lo que estas arcillas están especialmente indicadas para pieles mixtas y grasas.

Revitalizan la piel y estimulan la renovación celular, por lo que también son adecuadas para las pieles fatigadas y envejecidas.

Muy ricas en micronutrientes, aportan a la piel y al cuerpo minerales y oligoelementos.

Son antisépticas, cicatrizantes y calmantes de la piel, por lo que son útiles en abscesos, cicatrices, quemaduras y dolores de articulaciones y músculos.


Composición (INCI)
Aqua*, Kaolin*, Illite*, Montmorillonite*, Propanediol*, Glyceryl Undecylenate*.

* Ingrediente de origen natural.


Consejos de utilización


* Mascarillas faciales: Aplicar una capa gruesa sobre la cara y el cuello evitando el contorno de ojos y labios. Dejar actuar durante 10 minutos aproximadamente, sin permitir que la mascarilla seque completamente sobre la piel. Aclarar  con agua tibia y secar la piel con una toalla de algodón. Para completar el tratamiento aplicar crema hidratante Cattier.

* Cataplasmas: Con una espátula no metálica, extender una capa de arcilla de 2 a 3 centímetros de espesor sobre un tejido natural. Aplicar la cataplasma directamente sobre la piel y fijarla con un vendaje suave. Si la piel está irritada, poner una gasa fina entre la piel y la arcilla. Cuando la cataplasma esté casi seca, retirarla y eliminar los restos de arcilla con agua tibia, después secar la piel con una toalla de algodón.

Presentación
400 g

Opiniones